La Bestia Surge del Medio Oriente


Es tiempo de que los Cristianos entiendan de que el Anticristo no va a surgir de Europa, sino del Medio Oriente. Si miramos los acontecimientos que están ocurriendo en el Medio Oriente podemos darnos cuenta. Pero si leemos directamente de la Biblia, entonces podemos estar completamente seguros de que el Anticristo surgirá del Medio Oriente. Durante las próximas semanas estaré escribiendo sobre este asunto, para que todo Cristiano que entiende el español tenga la oportunidad de conocer este tema. Mi agradecimiento a Hector Munoz (http://tcd-hector.blogspot.com/) y a Joel Richardson (http://www.joelstrumpet.com/) por suministrarme valiosa información que me será de gran ayuda para este blog. En el libro de Daniel presenta la ubicación geográfica  del Imperio del Anticristo, el momento de la aparición del Anticristo, y la persecución del Anticristo sobre el pueblo de Dios. Y también presenta de dónde surge el Anticristo, y también la victoria del Mesías sobre el Anticristo y el reino mesiánico. Podemos ver también en Daniel y en los demás profetas que las naciones mencionadas, ninguna es Europea en sí. Empecemos con Daniel 2  donde el rey Nabucodonosor, rey del Imperio Babilónico tiene un sueño que le perturbaba. Eventualmente Nabucodonosor consulta con Daniel, y he aquí lo que Daniel (2:31-35) le responde:

“Usted, oh rey, tuvo una visión en la que había una gran estatua. Esa estatua era enorme y su brillo extraordinario; estaba en pie delante de usted y su aspecto era terrible. La cabeza de esta estatua era de oro puro, su pecho y sus brazos de plata, y su vientre y sus muslos de bronce,  sus piernas de hierro, sus pies en parte de hierro y en parte de barro. La estuvo mirando hasta que una piedra fue cortada sin ayuda de manos, y golpeó la estatua en sus pies de hierro y de barro, y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados, todos a la vez, el hierro, el barro, el bronce, la plata y el oro. Quedaron como el tamo de las eras en verano, y el viento se los llevó sin que quedara rastro alguno de ellos. Y la piedra que había golpeado la estatua se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra.

Daniel le explica al rey. La cabeza de oro representa el Reino de Nabucodonosor de Babilonia, y los otros son tres reinos que sucederán a Babilonia, pero no dice sus nombres. Luego en Daniel (8:20-21; 10:20), menciona los dos siguientes que son Medo-Persa, y Grecia. Pero del cuarto Imperio nunca se da su nombre. Pero vamos a probar que ese cuarto Imperio es el Califato Islámico.

El Califato Islámico o Imperio, comenzó con el Califato de Rashidun en 632 DC, poco después de la muerte de Mahoma, el profeta del Islam, y culminó con el Imperio Otomano que llegó a su fin en 1923. Daniel 2:40 dice que cuando surja el cuarto reino desmenuzará a todos los otros reinos.

Y habrá un cuarto reino, tan fuerte como el hierro. Y así como el hierro desmenuza y destroza todas las cosas, como el hierro que tritura, así él desmenuzará y triturará a todos éstos.

En Daniel 7:7  hablando del mismo Imperio tiene una descripción similar:

Después de esto, seguí mirando en las visiones nocturnas, y vi una cuarta bestia, terrible, espantosa y en gran manera fuerte. Tenía enormes dientes de hierro y devoraba, desmenuzaba y pisoteaba los restos con sus pies.

Está claro que Roma sólo conquistó un tercio de las regiones controladas por Babilonia, Medo-Persa y Grecia. El Imperio Romano nunca llegó a las dos capitales persas de Ecbatana y Persépolis. Tampoco es correcto decir que el Imperio Romano trituró a la totalidad a los imperios de Babilonia, Medo-Persa, y Griego. El imperio Romano no cumple con el requisito de Daniel 2:40. Pero el Califato Islámico desde sus inicios fue una fuerza Árabe-Islámica-Supremacista que desmenuzó y borró las culturas y las religiones de los pueblos que conquistaron. Esto se debe a la ideología única del Islam, que incluye todas las facetas de la vida. El Islam tiene leyes que dictan el gobierno, el lenguaje, militares, e incluso prácticas sexuales y de higiene personal. El nombre Islam significa “sumisión” a las leyes de Alá, el dios de los musulmanes, así como las prácticas de Mahoma su profeta. El Islam es una ideología totalitaria. El Islam conquistó todas las regiones de la antigua Babilonia, Medo-Persa, y los Imperios Griegos. Impuso la lengua Árabe. Hoy día en Jordania, Iraq, Siria, Líbano, y gran parte del norte de África, las personas hablan Árabe. El Islam impone la religión y la cultura árabe en todos los pueblos que domina, mientras que borra la evidencia de las religiones y las culturas anteriores no Islámicas. Podemos ver un total de 5 divisiones de la estatua del sueño de Nabucodonosor (aunque la quinta división es una extensión de la cuarta) de la forma siguiente:

1. Cabeza de oro: Imperio Babilónico

2. Pecho y brazos de plata: Imperio Medo-Persa

3: Vientre y muslos de bronce: Imperio Griego 4. Las piernas de hierro: Califato Islámico

5. Pies de hierro y arcilla: Califato Islámico restaurado En Daniel 2:41 leemos:

Lo que usted vio, los pies y los dedos, parte de barro de alfarero y parte de hierro, será un reino dividido. Pero tendrá la solidez del hierro, ya que vio el hierro mezclado con barro corriente

Así son los Islámicos, poco después de la muerte de Mahoma, estalló una división entre los Chiítas,( la minoría un 14% de todos los Musulmanes), que consideraron que la sucesión pertenecía a los parientes de Mahoma, y los Sunitas, ( la secta mayoritaria, el 86% de todos los Musulmanes, que entendían que la sucesión a los compañeros  de Mahoma, o el Sahabah. Esta división se definió desde los comienzos del Islam hasta los tiempo modernos. Durante años han estado los Chiítas y Sunitas atacándose mutuamente. Esto prueba la división que muestra Daniel 2:41. En Daniel 2:43 leemos:

En cuanto al hierro mezclado con barro corriente que ha visto, se mezclarán mediante simiente humana. Pero no se unirán el uno con el otro, como no se mezcla el hierro con el barro.

En arameo la palabra mezclado es “arab” . En el antiguo Oriente Medio los Árabes eran considerados como los pueblos mezclados del desierto. En hebreo la palabra es ereb. Debido a que los descendientes de Ismael y Esaú se habían casado entre varias tribu paganas del desierto, se les conocían como los “mezclados” (Árabes). El epicentro del sueño de Nabucodonosor (Daniel 2), la ciudad de Babilonia está marcado en los mapas que aquí mostramos  con un círculo negro. El radio del círculo se extiende aproximadamente 175 millas en cada dirección de Babilonia. IMAGE 5

Imperio de Babilonia ( 600 AC )

El Imperio Medo-Persa desmenuzó toda la región de ambos la ciudad y el Imperio de Babilonia.

IMAGE 6

Imperio Medo-Persa ( 530 AC )

De la misma forma el Imperio Griego Alejandrino desmenuzó también la  región de la ciudad y del Imperio de Babilonia. IMAGE 7

Imperio Griego Alejandrino

El Imperio Romano se mantuvo lejos al oeste de Babilonia  a lo largo de sus mil quinientos años de existencia. También dejó a más de dos tercios de los Imperios Medo-Persa y Griego totalmente vírgenes, no cumpliendo con el requisito de un cuarto imperio en la estatua, que iba a desmenuzar o triturar a todos los demás. Veamos el mapa:

IMAGE 8

Imperio Romano (54-70 DC)

El Califato Islámico desmenuzó (trilló) todos los Imperios de Babilonia, Medo-Persa, y Griego. En la mayoría de los casos además de conquistarlos, les impuso su propia cultura (Árabe), su religión (el Islam), y su lengua (Arábiga). Vea el mapa:

IMAGE 9

Califato Islámico (632-1923)

En el siguiente mapa podemos ver la tierra de Israel, marcada con una estrella, rodeada por las regiones que han estado bajo el control del Califato Islámico. Al considerar la centralidad de Israel en la profecía bíblica, encontramos que lo que es relevante al plan profético de Dios es el Mundo Islámico.

IMAGE 10

La nación de Israel rodeada por países en su mayoría Musulmana

Al examinar Daniel 7, vemos el mismo patrón que en Daniel 2. Es la misma presentación de los cuatro Imperios paganos, seguido por uno final, el Imperio de los últimos días. Esta vez, sin embargo, en vez de una estatua, los imperios son representados por cuatro bestias. Vamos por pasos en Daniel 7.

El León Con Alas:

La primera era como un león y tenía alas de águila. Mientras yo miraba, sus alas le fueron arrancadas, fue levantada del suelo y puesta sobre dos pies, como un hombre, y le fue dado corazón de hombre. (Daniel 7:4)

El león con alas corresponde a la cabeza de oro de Daniel 2, el Imperio de Babilonia. El corazón de hombre que se le dio a él, es cuando el rey Nabucodonosor se humilla según se relata en Daniel 4.

El Oso Ladeado:

Y otra segunda bestia, semejante a un oso, estaba levantada de un costado, y en su boca, entre sus dientes, tenía tres costillas. Y le dijeron así: ‘Levántate, y devora mucha carne.’ (Daniel 7:5):

El oso desequilibrado representa al Imperio Medo-Persa, del cual la parte Persa era mucho más fuerte que la parte Medo.

Un Leopardo de Cuatro Cabezas:

Después de esto seguí mirando, y otra más, semejante a un leopardo que tenía sobre su lomo cuatro alas de ave. La bestia tenía cuatro cabezas, y le fue dado dominio. (Daniel 7:6)

Después que Alejandro Magno conquistó al Medio Oriente, murió en el año 323 antes de Cristo. Después de su muerte, su Imperio fue dividido por sus generales amigos y familiares. Siguieron cincuenta años de guerras entre los sucesores, conocidos como los  Diádocos. En el siglo III, el reino de Alejandro fue controlado en gran parte por cuatro dinastías. Estas cuatro divisiones fueron las siguientes:

1. La dinastía Ptolemaica gobernando a Egipto.

2. La dinastía Seléusida  gobernando sobre la región que se extiende desde la actual Turquía hasta Afganistán y Pakistán.

3. La dinastía Lisimaica gobernando sobre la región de la moderna Bulgaria.

4. La dinastía Casandria gobernando la región de Macedonia o la actual Grecia.

Una Cuarta Bestia:

Después de esto, seguí mirando en las visiones nocturnas, y vi una cuarta bestia, terrible, espantosa y en gran manera fuerte. Tenía enormes dientes de hierro y devoraba, desmenuzaba y pisoteaba los restos con sus pies (Daniel 7:7)

La cuarta bestia equivale al cuarto reino de Daniel 2. Mientras la cuarta bestia tiene dientes de hierro, el cuarto reino de Daniel 2 está representado por las piernas de hierro. Es evidente que la cuarta bestia es el Imperio Islámico que desmenuza y trilla lo que encuentra a su paso.

De esta cuarta bestia crecen diez cuernos. Estos diez cuernos representan el Califato Islámico revivido y se correlacionan con los pies de hierro y arcilla en Daniel 2. Los diez cuernos representan diez reyes o reinos, que en conjunto, componen la venida del Imperio del Anticristo. “En cuanto a los diez cuernos, de este reino, son diez reyes que se levantarán” (v.24).

El Cuerno Pequeño es el Anticristo

Mientras yo contemplaba los cuernos, vi que otro cuerno, uno pequeño, surgió entre ellos, y tres de los primeros cuernos fueron arrancados delante de él. Y este cuerno tenía ojos como los ojos de un hombre y una boca que hablaba con mucha arrogancia. (Daniel 7:8)

De entre los diez cuernos surge un pequeño cuerno. Este undécimo cuerno arranca de raíz a tres de los diez, y luego toma el completo control de los diez. Con la introducción del pequeño cuerno es donde esta visión se extiende más allá de la información revelada en el sueño de Nabucodonosor. Mientras que Daniel revela los próximo cuatro imperios, esta parte de Daniel nos introduce al líder del reino final. El cuerno pequeño habla palabras arrogantes y persigue al pueblo de Dios. Este cuerno es el Anticristo. Siendo consistente a lo largo del capítulo la información se reitera:

 Y los diez cuernos de este reino son diez reyes que se levantarán, y otro se levantará después de ellos. El será diferente de los anteriores y subyugará a tres reyes. El proferirá palabras contra el Altísimo y afligirá a los santos del Altísimo, e intentará cambiar los tiempos y la ley. Y le serán entregados en sus manos por tres años y medio (un tiempo, tiempos y medio tiempo). Pero el tribunal se sentará para juzgar, y su dominio le será quitado, aniquilado y destruido para siempre. (Daniel 7:24-26)

La identificación y correlación de las cuatro bestias la podemos ver en la siguiente tabla:

Daniel 2 Daniel 7 Imperio
Cabeza de oro León Babilonia
Pecho y Brazos de Plata Oso Medo-Persa
Vientre y Muslos de Bronce Leopardo Grecia
Piernas de Hierro Cuarta Bestia Califato Islámico
Pies de Hierro y Arcilla Diez Cuernos Califato Islámico Revivido

 

El Pueblo del Príncipe que ha de venir (Daniel 9:26)

 Después de las sesenta y dos semanas el Mesías será muerto y no tendrá nada, y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario.

El pueblo, es decir, los seguidores del príncipe (el Anticristo) que ha de venir en los últimos días, destruirán la ciudad (Jerusalén) y el santuario (el templo judío del primer siglo).

Después de las reformas de Augusto en el año 15, la única parte del ejército romano que consistía de italianos de Roma fue la guardia pretoriana, cuya misión era proteger al emperador y las tiendas de los generales. El resto del ejército eran provincianos, especialmente legiones del Medio Oriente, las que fueron utilizadas para atacar a Jerusalén. Ésto lo pueden comprobar con historiadores como Publio Cornelio Tácito, y Flavio Josefo. Todas estas legiones consistieron en su mayoría de soldados del Oriente: Árabes, Sirios, Egipcios, Turcos, etc. Por tanto el pueblo que destruyó a Jerusalén y al Templo en el año 70 son los que actualmente son Islámicos. Por tanto el Anticristo será Islámico.

Daniel 8: El Cuerno pequeño

En el tercer año del reinado del rey Belsasar, se me apareció a mí, Daniel, una visión, después de aquélla que se me había aparecido anteriormente. Cuando miré en la visión, sucedió que al mirar, yo me encontraba en la ciudadela de Susa, que está en la provincia de Elam, y vi en la visión que yo estaba junto al Río Ulai.  Alcé, pues, mis ojos y miré que un carnero estaba delante del río. Tenía dos cuernos, y los dos cuernos eran altos, pero uno era más alto que el otro, y el más alto creció el último. Vi al carnero dando cornadas al oeste, al norte y al sur, y ninguna bestia podía mantenerse en pie delante de él, y nadie podía librarse de su poder. Hacía lo que quería, y se engrandeció.

El carnero con dos cuernos desiguales representan al Imperio Medo-Persa. El propio ángel Gabriel identificó que eran los reyes de Media y de Persa. Después que el Imperio Medo-Persa llegó al poder conquistaba hacia el oeste, la actual Turquía, Siria, Líbano y Grecia; al norte, hacia el norte de Irán contemporáneo, Chechenia, Georgia, Armenia y Azerbaiyán, y hacia el sur, hacia lo que es ahora Iraq, Israel, y Egipto.

La visión en Daniel 8 predijo la transición del Imperio Medo-Persa al Imperio Griego Alejandrino. Aquí el Imperio Alejandrino es representado por un macho cabrío con un gran cuerno que sobresale de su cabeza, y corresponde al leopardo en Daniel 7. El cuerno prominente representa a Alejandro Magno:

 Al estar yo observando, vi que un macho cabrío venía del occidente sobre la superficie de toda la tierra sin tocar el suelo. El macho cabrío tenía un cuerno prominente entre los ojos.  Se dirigió al carnero que tenía los dos cuernos, que yo había visto parado delante del río, y lo acometió con la furia de su poder.  Lo vi venir junto al carnero, y enfurecido contra él, hirió al carnero y le rompió los dos cuernos, y el carnero no tenía fuerza para mantenerse en pie delante de él. Lo arrojó en tierra y lo pisoteó, y no hubo nadie que librara al carnero de su poder.

Alejandro el Grande destruye totalmente al carnero Medo-Persa. Luego se presenta la muerte de Alejandro cuando el cuerno del macho cabrío es roto. En su lugar, cuatro cuernos crecen hacia arriba, que representan a los cuatro generales que sucedieron a Alejandro.

 El macho cabrío se engrandeció sobremanera, pero en cuanto llegó a ser poderoso, el gran cuerno se le rompió, y en su lugar le salieron cuatro cuernos prominentes hacia los cuatro vientos del cielo.

Los cuatro cuernos corresponden a las cuatro alas del leopardo de Daniel 7. El ángel Gabriel no deja ninguna duda en cuanto al significado del carnero y la del macho cabrío y sus cuernos:

“El carnero que viste, con los dos cuernos, representa a los reyes de Media y de Persia. El macho cabrío peludo representa al reino de Grecia, y el cuerno grande que está entre sus ojos es el primer rey. El cuerno roto y los cuatro cuernos que salieron en su lugar representan cuatro reinos que se levantarán de su nación, pero no con su poder.

Poco después de la muerte de Alejandro Magno en 323 AC, la guerra de los Diádocos (los sucesores del reinado de Alejandro) comenzó y se extendió por cincuenta años. Después de 20 años de lucha emergieron dos imperios dominantes. El mayor de los imperios, el Seleúcida en el norte, que gobernó sobre las regiones de la actual Turquía, Siria, Líbano, Iraq, Irán, Afganistán y Pakistán. En el sur fue el Imperio Tolemaico, que gobernó Egipto, Libia y Sudan. Veamos el Mapa:

IMAGE 11

Los Imperios Seleúcida y Tolemaico 275 AC

En el año 175 AC, Antíoco IV Epífanes se apoderó del trono del Imperio Seléucida. Veamos lo que dice Daniel 8:9-12:

Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que creció mucho hacia el sur, hacia el oriente y hacia la Tierra Hermosa (Palestina).  Creció hasta el ejército del cielo, e hizo caer a la tierra parte del ejército y de las estrellas, y las pisoteó.  Se engrandeció hasta igualarse con el Jefe del ejército, le quitó Su sacrificio continuo y fue derribado el lugar de Su santuario.  Y el ejército será entregado al cuerno junto con el sacrificio continuo a causa de la transgresión; arrojará por tierra la verdad y hará su voluntad y prosperará.

Ésta es una profecía de doble cumplimiento. Ya que el cuerno pequeño representa a Antíoco Epífanes, pero también representa al futuro Anticristo del tiempo del fin. Las atrocidades y movimientos que hizo Antíoco Epífanes son equivalentes a las que el futuro Anticristo hará. En el libro histórico de los Macabeos podemos ver más detalles de lo que Él hizo. Es el propio ángel Gabriel que informa a Daniel el contexto del fin de los tiempos de la visión. Daniel 8:15-25:

Y sucedió que después que yo, Daniel, había visto la visión y trataba de comprenderla, vi de pie, ante mí, uno con apariencia de hombre. Y oí una voz de hombre entre las márgenes del Río Ulai, que gritaba: “Gabriel, explícale a éste la visión.”

El se acercó adonde yo estaba, y cuando llegó, me aterroricé y caí sobre mi rostro, pero él me dijo: “Entiende, hijo de hombre, que la visión se refiere al tiempo del fin.”  Mientras él hablaba conmigo, caí en un sueño profundo con mi rostro en tierra. El me tocó y me hizo incorporar donde yo estaba.  “Te voy a dar a conocer lo que sucederá al final de la ira, porque se refiere al tiempo señalado del fin,” me dijo.  “El carnero que viste, con los dos cuernos, representa a los reyes de Media y de Persia.  El macho cabrío peludo representa al reino de Grecia, y el cuerno grande que está entre sus ojos es el primer rey.  El cuerno roto y los cuatro cuernos que salieron en su lugar representan cuatro reinos que se levantarán de su nación, pero no con su poder.

Y al final de su reinado (soberanía),
Cuando los transgresores se acaben,
Se levantará un rey,
Insolente y hábil en intrigas.
Su poder será grande, pero no por su propio poder;
Destruirá en forma extraordinaria,
Prosperará y hará su voluntad.
Destruirá a los poderosos y al pueblo santo.
Y por su astucia
Hará que el engaño prospere por su influencia.
El se engrandecerá en su corazón,
Y destruirá a muchos que están confiados.
Aun se levantará contra el Príncipe de los príncipes,
Pero será destruido sin intervención humana.

El texto habla por sí solo. Es claro que el Anticristo surgirá del Medio Oriente. Cuando seguimos la trayectoria de ese cuerno pequeño que alude a Antíoco Epífanes, y al mismo tiempo al Anticristo futuro. Podemos ver que el cuerno pequeño es del reino Seleúcida que componen lo que es hoy día, Turquía, Siria, Líbano, Iraq, Irán, Afganistán y Pakistán. Por tanto el Anticristo surgirá de esa área del Medio Oriente.

El Rey del Norte

Daniel 11 tiene correlación con Daniel 8. En Daniel 11 se da el enfrentamiento entre los Seleúcidas dirigidos por Antíoco Epífanes (Rey del Norte) contra el Imperio de Ptolomeo   (Rey del Sur) y esto termina en el versículo 35. Aquí surge algo impresionante, del versículo 36 en adelante pasa a hablar del Anticristo del fin de los tiempos. Los versículos 37-39 da información esencial sobre el carácter del Anticristo y el sistema de sus creencias. En el versículo 40 nos indica que esto es para el fin de los tiempos. Es claro que el Rey del norte es el futuro Anticristo y surge del Medio Oriente. Veamos Daniel 11:36-45:

“El rey hará lo que le plazca, se enaltecerá y se engrandecerá sobre todo dios, y contra el Dios de los dioses dirá cosas horrendas. El prosperará hasta que se haya acabado la indignación, porque lo que está decretado se cumplirá. No le importarán los dioses de sus padres ni el favorito de las mujeres, tampoco le importará ningún otro dios, porque él se ensalzará sobre todos ellos.

En su lugar honrará al dios de las fortalezas, un dios a quien sus padres no conocieron; lo honrará con oro y plata, piedras preciosas y cosas de gran valor. Actuará contra la más fuerte de las fortalezas con la ayuda de un dios extranjero. A los que lo reconozcan colmará de honores, los hará gobernar sobre muchos y repartirá la tierra por un precio.

“Y al tiempo del fin, el rey del sur se enfrentará con él, y el rey del norte lo atacará con carros, jinetes y con numerosas naves. Entrará en sus tierras, las invadirá y pasará.  También entrará a la Tierra Hermosa (Palestina), y muchos países caerán. Pero éstos serán librados de su mano: Edom, Moab y lo más selecto de los Amonitas.

Y extenderá su mano contra otros países, y la tierra de Egipto no escapará. Se apoderará de los tesoros ocultos de oro y plata y de todas las cosas preciosas de Egipto. Libios y Etíopes seguirán sus pasos. Pero rumores del oriente y del norte lo turbarán, y saldrá con gran furor para destruir y aniquilar a muchos. Y plantará las tiendas de su pabellón entre los mares y el monte glorioso y santo. Pero llegará a su fin y no habrá quien lo ayude.

Leyendo el texto vemos que le Anticristo va a invadir a Israel ( la Tierra Hermosa), así como muchos otros países, pero Edom, Moab y los hijos de Amón estarán a salvo de sus conquistas. Estas tres naciones antiguas corresponden a la actual Jordania. Después de entrar  en Israel, el Anticristo conquistará a tres naciones a Egipto, Libia, y Cus (actual República Islámica del norte de Sudán); Aparentemente estos son los tres cuernos que son arrancados de raíz en Daniel 7.

En tiempo actual vamos a ver el surgimiento de un líder de la región del norte, Turquía, Siria, o Iraq, es decir lo que fue el Imperio Seleúcida. Otro líder se verá en el sur, en Egipto. El líder del Sur se enfrentará con el líder del Norte en lo que será una confrontación militar a gran escala, El líder del Norte derrotará a Egipto. Libia y Sudan (Cus) se someterán al líder del Norte.

Después de ésto otros siete países del Medio Oriente darán su apoyo al líder del Norte/al Anticristo y a su Imperio emergente. Este Imperio revivido es lo que fue profetizado en Daniel 2, como los pies de hierro y arcilla; en Daniel 7 como los diez cuernos. Este será el último imperio del Anticristo que aplastará al pueblo de Dios en toda la región y en gran parte de la tierra antes de ser completamente destruido por Jesús el Mesías.

IMAGE 11

El Reino Seleúcida en el Norte y el Reino de Ptolomeo en el Sur (275 AC)

Podemos ver que toda la trayectoria bíblica nos lleva a un Anticristo Islámico, y no europeo. No se mencionan pueblos europeos, todos son del Medio Oriente. Aunque existe más información en Daniel sobe el Anticristo vamos a pasar al libro del Apocalipsis.

El libro del Apocalipsis se puede entender con facilidad si primero leemos los Profetas, especialmente Daniel. Vamos a continuar nuestro estudio sobre el Anticristo a través del libro del Apocalipsis. Como veremos, la historia que se revela en el Apocalipsis es un relato de la historia revelada a través de los Profetas, claro está con detalles propios, llevando a la conclusión de toda la Biblia. Comenzaremos con Apocalipsis 12 y 13.

En Apocalipsis 12:1-2 el pasaje comienza con una mujer que está de parto:

Una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.  Estaba encinta, y gritaba por los dolores del parto y el sufrimiento de dar a luz.

Cuando leemos en Génesis 37 sobre el sueño de José, que tiene el mismo simbolismo, podemos entender que la mujer en el texto anterior representa al pueblo de Israel. El hijo varón que la mujer está a punto de parir es Jesús el Mesías. Él es el único en quien está enfocada la Biblia entera. A través de este niño, Dios traerá la redención completa al mundo, y restaurará el Paraíso perdido, de vuelta al Jardín.

Entonces apareció otra señal en el cielo: Un gran dragón rojo que tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas había siete diademas (coronas).  Su cola arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró delante de la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo cuando ella diera a luz. Y ella dio a luz un Hijo varón, que ha de regir (pastorear) a todas las naciones con vara de hierro. Su Hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta Su trono. (Apocalipsis 12:3-5)

En el texto arriba, Satanás es representado por un dragón con siete cabezas y diez cuernos. El dragón quiere devorar al niño tan pronto la mujer diera a luz. Pero el Mesías, el hijo varón nació, y llegando a su edad adulta, y por su propia voluntad, escogió poner su vida en la cruz. Tres días más tarde, Jesús se levantó de entre los muertos y ascendió al cielo, donde reside a la diestra del Padre.

En el Capítulo 13 vemos una Bestia similar al dragón, Satanás:

Y vi que subía del mar una bestia que tenía diez cuernos y siete cabezas. En sus cuernos había diez diademas (coronas), y en sus cabezas había nombres blasfemos. La bestia que vi era semejante a un leopardo, sus pies eran como los de un oso y su boca como la boca de un león. El dragón le dio su poder, su trono, y gran autoridad. (Apocalipsis 13:1-2)

Más tarde, en Apocalipsis 17:3, también se nos dice que la bestia es de color rojo brillante. La bestia parece a una imagen espejo de Satanás, el dragón, tanto en color como en número de cabezas y coronas. Y Satanás confiere su poder, trono y gran autoridad a la bestia. En pocas palabras, esta es la bestia de Satanás. Así como Dios el Padre envió a su Hijo al mundo como un perfecto reflejo de sí mismo, la bestia es la “encarnación” misma de Satanás en la tierra. Tanto en Daniel como en Apocalipsis, estas bestias representan un reino o imperio. El mar de donde surge la bestia representan los pueblos y las naciones gentiles. Puede leerlo en Apocalipsis 17:15. Por tanto la bestia es un reino o imperio satánico poderoso que surge de las naciones gentiles.

Y el ángel me dijo: “¿Por qué te has asombrado? Yo te diré el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva, la que tiene las siete cabezas y los diez cuernos.  La bestia que viste, era y ya no existe, y está para subir del abismo e ir a la destrucción (perdición). Y los moradores de la tierra, cuyos nombres no se han escrito en el Libro de la Vida desde la fundación del mundo, se asombrarán al ver la bestia que era y ya no existe, pero que vendrá.

Aquí está la mente que tiene sabiduría. Las siete cabezas son siete montes sobre los que se sienta la mujer.  También son siete reyes: cinco han caído, uno es y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que permanezca un poco de tiempo. (Apocalipsis 17:7-10)

Los siete montes son siete imperios con sus respectivos reyes. A medida que la Iglesia representa el cuerpo de Cristo, la bestia representa el cuerpo de Satanás. Los imperios hasta Juan son seis (uno es): Egipto, Asiria, Babilonia, Medo-Persa, Grecia, y Roma. Pero esto no concluye, después del sexto imperio surgirá otro. Sólo hay un Imperio que siguió después de estos que cumple con ser pagano, anti Yahvista, antisemita, anti sionista, y finalmente anti Cristiano, el séptimo Imperio, que es el Imperio Islámico. El Imperio Islámico se expandió fuera de Arabia y rápidamente llegó a dominar toda la región. En 1453 este Imperio con Mehmet el conquistador se apoderó de Constantinopla y le cambió el nombre a Estambul. En los mapas anteriores podemos ver todo el territorio que llegó a ocupar el Imperio Islámico.

Cuando Juan ve al Imperio del Anticristo lo ve según la visión en Daniel 7. La Bestia era semejante a un leopardo (Grecia), boca de león (Babilonia), y patas de oso (Medo-Persa). Al combinar geográficamente estos tres Imperios tenemos lo que ocupó el Imperio Islámico. Esto implica que el futuro Imperio de la Bestia va a ser el Imperio Islámico revivido.

IMAGE 12

Una combinación de Babilonia, Medo-Persa y el Imperio Griego

IMAGE 14

El Califato Islámico: una combinación de Babilonia (león), Medo-Persa (oso), y Grecia (leopardo)

Así una vez más, al ver estos mapas considerando una combinación Griega, Babilónica, y el Imperio Medo-Persa, es el Califato Islámico el que cumple perfectamente con la profecía.

Según Apocalipsis 13:3, el Imperio final de la Bestia sufre lo que parece ser una herida mortal. “Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada. Y la tierra entera se maravilló y seguía tras la bestia.”  La profecía de la herida mortal se repite en Apocalipsis 17:8 y 11: La bestia que viste, era y ya no existe, y está para subir del abismo e ir a la destrucción (perdición). Y los moradores de la tierra, cuyos nombres no se han escrito en el Libro de la Vida desde la fundación del mundo, se asombrarán al ver la bestia que era y ya no existe, pero que vendrá”. ” 11 Y la bestia que era y ya no existe, es el octavo rey, y es uno de los siete y va a la destrucción (perdición)”. El Califato Islámico ha experimentado una muerte aparente, y revivirá como el octavo y último Imperio de la Bestia. De esta manera podemos identificar la sucesión histórica de los ocho Imperios satánicamente facultados:

1. Imperio Egipcio

2. Imperio Asirio

3. Imperio Babilónico

4. Imperio Medo-Persa

5. Imperio Griego

6. Imperio Romano

7. Califato Islámico

8. Califato Islámico Revivido

Poco después de la muerte de Mahoma, fundador y profeta del Islam, surgió el primer Califa, Abu Bakr. El periodo de gobierno con Abu Bakr y los próximos tres Califas se conoce como el Califato Rashidun. Después fue el Califato Omeya, el Abasí, y finalmente el dominio de gran parte del mundo Musulmán por el Califato Otomano. Pero este gobierno Musulmán que abarcó fue decapitado en 1924, cuando el Turco secular reformista Mustafá Kemal Atatürk abolió el gobierno islámico conocido como el Califato y al líder oficial conocido como el Califa. Hoy mientras las potencias occidentales desocupan el Medio Oriente, el poder de los Otomanos se está regenerando. La herida de la cabeza está siendo sanada, y el Imperio Islámico está reviviendo. Actualmente vemos el surgimiento del grupo ISIS queriendo establecer el Califato Islámico, y el intento de las Naciones por detenerlo ha sido infructuoso. El grupo ISIS o Estado Islámico tienen parte de Iraq y prácticamente la mitad de Siria y en su continuo avance va decapitando a Cristianos y de otras religiones que no se someten al Islam.

Aunque hay más información bíblica que apoya que el Anticristo surgirá del Medio Oriente, pienso que con la evidencia aquí expuesta es suficiente. Con los textos bíblicos y los mapas que correlacionan la información donde estaban los Imperios geográficamente y donde estará ubicado el Imperio del Anticristo es fácil entender que el Anticristo surgirá del Medio Oriente con sus diez naciones también del mismo lugar.

Durante las próximas semanas estaré escribiendo un artículo sobre el rapto (arrebatamiento) de la Iglesia. Poco a poco voy a demostrar con la Biblia que para la mayoría de los Cristianos habrá una gran sorpresa.

fernan7607@gmail.com

avisofinal.com

 

Anuncios

Acerca de Fernando

Fernando Sanchez, siervo del Señor Jesucristo es el autor del Blog Ministerio avisofinal, natural de Puerto Rico. Desde 1998 está dedicado a enseñar todo lo relacionado sobre los tiempos del fin, el Anticristo, el 666, La Venida de Nuestro Señor Jesucristo , los Profetas , Apocalipsis y más, según lo establece la Biblia. Todo esto es gratuitamente. Pueden invitarlo a dar estudios y conferencias a través de su email: fernan7607@gmail.com 1. Creo en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Tres Personas un solo Dios. 2. Creo en la seguridad de salvación. Cuando una persona acepta a Jesús como su Señor y Salvador, recibe al Espíritu Santo, y es salvo. Nada ni nadie quitará esa salvación. El Espíritu Santo mueve al creyente a vivir una vida santa y agradable a Dios. 3. Creo que cuando una persona muere su alma va al Cielo o al infierno. 4. Creo en un rapto(arrebatamiento) de la Iglesia antes de la Ira de Dios. La Ira de Dios y la Gran Tribulación son dos eventos diferentes. Los Cristianos vamos a pasar por la Gran Tribulación pero no por la Ira de Dios. El rapto no será invisible, todo ojo lo verá; y sucederá durante el sexto sello. 5. Creo en que los Cristianos son llamados a congregarse como Iglesia.
Esta entrada fue publicada en Anticristo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Bestia Surge del Medio Oriente

  1. Pingback: Recomendación del artículo “La Bestia surge del Medio Oriente” | PorAmordeZion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s